Para saber más

¡Qué interesante puede llegar a ser descubrir cómo se ha dado catequesis a lo largo de toda la historia de la Iglesia! ¡Qué curioso puede llegar a ser descubrir a los grandes personajes y corrientes de pensamiento, así como a los grandes movimientos renovadores de la catequesis!…

En esta sección queremos brindarte la oportunidad de conocer y, sobretodo, de despertar en ti, catequista, el deseo de aprender y de formarte en todo lo relativo a la gran tarea eclesial de comunicar la Palabra de Dios al hombre de hoy.

No dejes pasar esta ocasión para adentrarte y seguir buscando más y más información a partir de estas “pildoritas” de saber.

¿Sabías que la Confraternidad de la Doctrina Cristiana se inició en Milán en el año 1536? Su fundador fue el sacerdote Castellino da Castello. Se trata de una Compañía de catequistas al servicio de la catequesis y de la primera alfabetización. Su éxito perduró por muchos siglos: apoyado por San Carlos Borromeo, los jesuitas y diversos papas; a desarrollar en todas las parroquias en 1900 auspiciado por la Santa Sede.

¿Sabías qué una de las formas y expresiones de la catequesis en el 1800 eran las llamadas conferencias apologéticas? Estaban destinadas a las clases más instruidas de la sociedad. Y pretendían contrastar la cultura que se iba consolidando entre las clases cultas impregnadas de pensamiento iluminista, cientificista y positivista. La expresión más notable y duradera fueron las Conferencias de Nôtre-Dame de París.

¿Sabías qué en la Parroquia-Seminario de París de San Sulpice hubo un tentativo de renovar la catequesis con un método cuyas características eran: el acto catequístico es un acto religioso (no escolástico); el alumno no es colegial, sino cordero de la grey de Cristo; el catequista no es profesor, sino pastor, ministro ordenado; hace catecismo con vestimentas litúrgicas, en la iglesia, cuidada por los catequizandos; en el encuentro hay doctrina, canto, lectura del Evangelio, homilía, etc.

¿Sabías que… el término “catecumenado” deriva de la lengua latina eclesiástica? Y que a su vez la ha tomado en préstamo de la lengua griega; significa literalmente “instruir a viva voz”, y tenía el fin de hacer resonar el anuncio ya precedentemente recibido.

¿Sabías que… en la época apostólica, se va configurando una sencilla estructura catequética? Se trata de un itinerario de aprendizaje de la vida cristiana, tal y como atestigua Hch 2, 42-47, y que abarca los siguientes elementos:

  1. La enseñanza de los Apóstoles: el Evangelio atestiguado por los Apóstoles.
  2. La vida en común: un nuevo estilo de vida según el Evangelio en comunidad y compartiendo los bienes.
  3. La participación en la fracción del pan: hacer memoria de lo que hizo Jesús.
  4. La perseverancia en la oración: alabar y dar gracias al Señor.

Cfr. J. Andión – F. Enríquez – L. Otero, Fundamentos de la catequesis, Madrid, PPC 2005, 70.