Eucaristía | Sacramento de Iniciación Cristiana

De hecho, los aspirantes de los primeros siglos que deseaban ser cristianos, al concluir el proceso el catecumenado, recibían los Sacramentos de la Iniciación Cristiana. Después de recibir el bautismo y la confirmación, al alba del domingo, participaban de la Eucaristía con toda la comunidad cristiana como neófitos. Y es que, la Eucaristía es “fuente y cumbre de toda la vida cristiana”[1].

Es por esto que tanto los adultos como los niños[2] que se preparan para recibir la Eucaristía, así como todos los fieles que, ya iniciados en la fe, participan de la misma, deben tener una sólida formación, por medio de una catequesis mistagógica[3], pues, se ha de promover una educación en la fe eucarística que disponga a los fieles a vivir personalmente lo que se celebra”[4].

De tal manera, queremos desde esta sección ofrecer recursos para la catequesis de Iniciación Cristiana para niños que se preparan para recibir la Primera Comunión, como también catequesis confeccionadas para adentrarnos en el misterio por medio de los ritos a la luz de los acontecimientos salvíficos, los signos contenidos en los ritos y el significado de los mismos en relación a la vida cotidiana[5].

[1] Lumen Gentium, 11.

[2] Quam Singulari, 9.

[3] Cfr. Directorio para la catequesis, 2. 64.

[4] Sacramentum Caritatis, 64.

[5] Cfr.  Sacramentum Caritatis, 64.

Pincha en esta imagen y accederás a los recursos que te presentamos sobre este Catecismo.