Nuestra Delegación estrena logotipo

Por fin llegó el día. El jurado para el concurso del logotipo que habría de representar a la Delegación Episcopal de Catequesis fue convocado a las 20’30 h. del día 23 de diciembre vía telemática: una joven de 16 años que recibe catequesis, una catequista de Confirmación, una religiosa vinculada con la Pastoral Juvenil, un técnico y especializado y el Delegado Episcopal de Catequesis, que compartió su voto con su recién creado equipo.

La participación en el concurso fue bastante considerable: un total de 16 proyectos fueron presentados. Desde adolescentes, pasando por jóvenes y adultos, tenemos que resaltar la ilusión de los más amateurs, con la técnica de los más adelantados y la habilidad, incluso, de artistas de gran renombre.

Una vez valorados todos los bocetos, se procedió a la votación. Conscientes de que se estaba haciendo historia, se palpaba cierto nerviosismo en el ambiente por atinar con el logotipo más oportuno para la Delegación. Y una vez finalizado el recuento de los votos se procedió a emitir el fallo del concurso. Se envió un correo electrónico a todos los participantes para agradecer su implicación en esta actividad diocesana, al tiempo que se les comunicaba al ganador. Al tiempo que se llamaba a la ganadora para que pudiera conectarse online con el jurado y algunos miembros de la Delegación Episcopal de Catequesis: María Berruezo de Lara, sorprendida y agradecida nos cuenta su historia y su trabajo.

A continuación os dejamos la entrevista que le pudimos hacer a la autora y diseñadora de esta nueva imagen gráfica con la que estaremos identificados a partir de ahora.

¿Cómo te presentarías?

Soy María Berruezo de Lara, tengo 23 años y pertenezco a la parroquia de San Fulgencio de Cartagena. Desde pequeña siempre me han atraído los aspectos artísticos y de dibujo aunque lo mantuve como afición personal. Hace un año y poco acabé la carrera de Ingeniería de Diseño Industrial donde pude aprender y ampliar los conocimientos de diseño. Fue durante este transcurso donde comencé a ver el mundo del diseño gráfico y por cuenta propia comencé a interesarme por este tipo de disciplina.

Gracias a la educación recibida en mi familia he permanecido muy cercana a la Iglesia. Esto hizo que ambas cosas por las que mostraba interés se fuesen entrelazando a lo largo de mi crecimiento personal.

¿Tu implicación parroquial?

Como ya he dicho anteriormente, mi familia participa de manera muy activa en la parroquia de San Fulgencio, donde me involucro, en la medida de lo posible, a las actividades, catequesis y celebraciones.

Mi vida de fe ha ido muy acompañada de la vida parroquial, allí me he formado en las distintas etapas de crecimiento y he podido experimentar de manera viva la Palabra de Dios y aprender los valores que deben prevalecer en un cristiano. El ejemplo y testimonio de las distintas personas que han formado y forman la comunidad parroquial han sido inspiración y enseñanza, siendo en parte el motor de mi cercanía a Jesús y a la Iglesia.

¿Cómo te enteraste del concurso?

Mediante redes sociales me llegó el anuncio de la nueva página web, dónde una vez allí vi el lanzamiento del concurso.

¿Por qué decidiste participar?

Me pareció una manera de aportar mi granito de arena a una buena y gran iniciativa. Los comienzos son duros y cuestan, que valoren el trabajo que hay detrás de todas estas instituciones es difícil y ahora más que nunca se necesita de una buena formación y catequesis porque el mundo sin darse cuenta lo está demandando. Además de esto, siempre se nos insiste en la unidad de la Iglesia y en el apoyo entre todos. Este tipo de actividades hace que nos sintamos participes de algo más grande y que está plenamente al servicio de los demás.

¿Qué esperas de la Delegación de Catequesis?

Es complicado buscar una definición exacta, pero creo que si tuviera que englobarlo en una palabra sería vida. Estamos experimentando en la Iglesia una época de cambios y creo que debemos saber adaptarnos a ellos. Conocer como ir evolucionando y sobre todo en la cuestión de las catequesis y la formación es fundamental. Vivimos en una sociedad hiperconectada y saturada de información y sin embargo sabemos y sentimos menos que nunca.

Me parece que la creación de esta delegación es una nueva oportunidad para saber llevar a Dios al mundo y unificar a nivel diocesano una cuestión tan importante como la formación. Las catequesis no deben servir solo para recibir un sacramento en concreto, sino para la vida, para sentir, para transmitir, para amar y servir ya seas catecúmeno o catequista, la misión es de todos.

¿En qué puede ayudar tu logo a la Delegación de Catequesis?

En un mundo donde de primeras todo entra por los ojos hay que ser competitivo en este aspecto y una gran iniciativa debe de ir apoyada de la parte visual. Para un buen acompañamiento de la idea que pretende poner en marcha esta delegación la parte gráfica puede aportar solidez y determinación en el proyecto, además de tener una imagen que aúne y represente. Pienso que puede aportar frescura y quizás algo de inspiración para una tarea que requiere de ello.

¿Qué nos cuentas de tu logotipo?

Los inicios del logotipo fueron bastante distintos a su resultado final pues fui saltando entre distintas ideas que tenía. Uno de los quebraderos de cabeza a la hora de un diseño es el querer representar todo pero de manera sencilla, bonita y que cualquier persona lo entienda. El reto es que cada uno miramos con unos ojos distintos. Con las pequeñas directrices iniciales que ponía en las bases comencé a darle forma a una idea inicial que con desarrollo derivó en el proyecto final. Mi gran afán en todo el proceso era dar a entender la vida que hay en toda enseñanza, que no son solo conocimiento sino vivencias también. Tras varios consejos de familiares y personas cercanas fui tomando algunas últimas decisiones en cuanto a composición y forma.

Considero que gráficamente es un logotipo fuerte y alegre. Pretende avivar la pasión por aprender y enseñar la Palabra de Dios y sobre todo reflejar esa fascinación cuando descubres algo nuevo en ella. El toque de nuestra Madre no podía faltar y es la pincelada de ternura y calma que refleja de manera central en la composición, Ella desde su posición humilde y callada aprendía y enseñaba.

Si quieres conocer todos los detalles técnicos y descriptivos de este nuevo logotipo, haz click en el enlace que te dejamos aquí abajo y conoce aún más este diseño tan especial:

PROYECTO Y DESARROLLO – LOGOTIPO DELEGACIÓN DE CATEQUESIS

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.