San José, en su taller con la Sagrada Familia

Con pinceladas del Antiguo y del Nuevo Testamento, el pintor lorquino Manuel Muñoz Barberán, nos permite deleitarnos en una de las últimas obras que realizó antes de fallecer.

En ella nos presenta, con la sutileza y potencia propias de la Sagrada Familia, un día cualquiera de la vida de San José rodeado de la Virgen María y de Jesús niño. Pero, además, Muñoz Barberán nos sorprende introduciendo en la escena a Isabel, Zacarías y a Juan.

Sin duda, el análisis de esta obra es digna de estudio, así que os invito a que vayáis a la sección “recursos”, “imágenes para evangelizar” y leáis el gran análisis que nos ofrece el sacerdote Francisco José Azorín Martínez.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.